Mirame Tv

José Julián Mena: "Hay intereses empresariales que se han movido a todos los niveles para quitar a este alcalde"

El alcalde de Arona asegura que destituyó al concejal de Urbanismo para evitar que el municipio "vuelva a la época de la corrupción" / Lamenta que el PSOE le haya expulsado "sin argumentos ni razones" y considera que una moción de censura sería un "fraude de ley"

 

El alcalde de Arona, José Julián Mena, concedió este martes su primera entrevista después de su reciente expulsión del PSOE. En el programa de Mírame Televisión Canarias al Día, presentado por Manuel Artiles, realizó un repaso a los motivos que han provocado la fractura del grupo de gobierno municipal y que han desencadenado su salida por la puerta de atrás de las filas socialistas.

Mena aseguró que "no hay motivos ni razones" para su expulsión, que le fue comunicada "a través de medio folio". El todavía alcalde vinculó la situación que ha padecido en los últimos meses con determinados "intereses empresariales que se han movilizado a todos los niveles" para lograr su salida del Consistorio. 

El ex del PSOE, que anunció que no va a entregar el acta y que ha recurrido judicialmente la decisión de su expulsión, reconoció sentirse "decepcionado" con algunos líderes de su partido, en referencia a las figuras del secretario general de los socialistas en Tenerife y actual presidente del Cabildo, Pedro Martín, y del alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga. "Yo no he engañado a nadie", insistió a preguntas de Manuel Artiles.

Mena destacó que "el PSOE no escuchó que el alcalde estaba defendiendo la legalidad" cuando cesó al concejal de Urbanismo, Luis García, que también ha sido expulsado del partido. Aclaró que "había detectado muchas sombras y sospechas y no estaba equivocado cuando la Fiscalía ha abierto una investigación de oficio y ha pedido documentación al Ayuntamiento" sobre la construcción del centro comercial de El Camisón.

El alcalde admitió que las obras del conocido como Artslife & Shopping fueron uno de los puntos calientes que provocaron su enfrentamiento con Luis García, al considerar que tomó decisiones "de forma ajena a la legalidad" y que su comportamiento "no cumplía con los estándares éticos". 

"Tomé las decisiones que tomé porque no quiero permitir que Arona vuelva a la época de la corrupción", enfatizó Mena. Sobre la denuncia interpuesta en la Fiscalía por Luis García tras su destitución, incidió en que "no hay ninguna causa abierta contra este alcalde". El propio exconcejal de Urbanismo, en una entrevista concedida a los micrófono de Xanadú Radio, reconoció la semana pasada que no dirigió su escrito en el Ministerio Público contra una persona en concreto, sino que se limitó a poner en conocimiento "una situación que se estaba dando en mi área".

 

Censura

El alcalde aseguró que si ha "cometido algún error" fue haber confiado en "un grupo de compañeros que me han traicionado". Sobre la posibilidad de una moción de censura, Mena explicó que "sería un fraude de ley" y se preguntó, en relación a la supuesta alternativa que representa la edil del PSOE Dácil León, "por qué no se presentaron en las primarias".

Mena, que obtuvo mayoría absoluta en las últimas elecciones locales, aseveró que "el tiempo y las investigaciones judiciales me darán la razón", pero quiso "lanzar un mensaje a navegantes" al apuntar que "esto le puede pasar a cualquier otro alcalde del PSOE".

Aunque hizo hincapié en que no va a abandonar el Ayuntamiento, manifestó su deseo de "buscar los acuerdos necesarios para lograr la estabilidad" política en Arona, lo que pasa por intentar el apoyo del resto de formaciones políticas que ocupan el salón de plenos. "Los vecinos no se merecen todo esto", concluyó.