Mirame Tv

ANPE urge a Educación a planificar con sindicatos y comité de salud laboral la vuelta a las aulas

Una encuesta de la organización revela que nueve de cada diez docentes cree imprescindible ampliar las plantillas

ANPE Canarias reclama a la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes que convoque el comité sectorial de seguridad y salud laboral para planificar la vuelta a las aulas el próximo curso. El sindicato  reunió esta semana a sus delegados de prevención de riesgos laborales de todas las islas para recabar propuestas por etapas educativas y enseñanzas, pero urge a la Administración a convocar con urgencia a los sindicatos y a activar el comité sectorial de seguridad y salud laboral para avanzar en las instrucciones de apertura de los centros, según una nota remitida por la organiación sindical.

Durante el encuentro, los miembros de ANPE Canarias alertaron de enormes dificultades para adaptar las medidas propuestas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional a la singularidad de cada centro y reclamaron el diseño urgente de un protocolo “sencillo y asumible” que contemple las diferencias existentes en cuanto a infraestructuras educativas, número de alumnado y tipología de enseñanza en la comunidad autónoma. Para ello, propusieron impulsar el comité sectorial de salud y seguridad laboral, donde están presentes los comités insulares, además de personal docente y no docente, y la propia Administración.

La central sindical reitera que los equipos directivos no pueden asumir la adecuación de las instalaciones educativas, sino que debe ser la Consejería quien paute y unifique las medidas a seguir en función del tipo de centro y de las enseñanzas que se impartan. Asimismo, recuerda que debe establecer protocolos para el desarrollo de actividades no docentes, como el comedor o el transporte escolar.

“No podemos comparar escuelas rurales con centros de educación obligatoria o institutos a los que acuden más de 500 o 1.000 alumnos cada día. En algunos es factible separar las mesas el metro y medio previsto en determinados cursos, garantizar los grupos burbuja y escalonar la entrada de los estudiantes, pero en muchos otros no hay recursos suficientes. Apenas hay baños para cientos de alumnos, los servicios de limpieza son muy limitados o las instalaciones son precarias”, señala Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

El representante sindical añade, además, que se necesitan protocolos concretos para las residencias escolares, para centros de educación especial, conservatorios y otros centros y enseñanzas específicas.

Por otra parte, los delegados de riesgos laborales insistieron en la reunión mantenida esta semana en la importancia de que se aumente la plantilla docente y se cuente con personal de apoyo sanitario.  “La disminución de las ratios alumno-profesor ya era una necesidad antes de la crisis del coronavirus; ahora es una urgencia”, advierte Crespo.

En ese sentido, el sindicato demanda a la Consejería a avanzar lo antes posible en cada una de las normativas necesarias para iniciar el próximo curso en tiempo y forma.

Ampliar plantillas

Las peticiones de los delegados de prevención de riesgos laborales de ANPE Canarias van en sintonía con los resultados de la última encuesta elaborada por el sindicato para recabar las demandas de sus afiliados de cara a la vuelta a las aulas. La consulta, que fue cumplimentada por 1.236 docentes de las Islas, concluye que es prioritario poner en marcha medidas diferenciadas por enseñanzas y etapas educativas para garantizar la seguridad. Cuatro de cada diez docentes creen que es imprescindible reorganizar los espacios del centro, pero, además, contar con instalaciones alternativas que podrían ser cedidas temporalmente por otras administraciones.

El 92% considera que hay que ampliar las plantillas el próximo curso para cumplir con las medidas sanitarias. Ocho de cada diez demandan dispositivos para el alumnado y el profesorado, además de la puesta en marcha de una plataforma web unificada para toda la comunidad educativa ante hipotéticos cierres de los centros si se da un rebrote de coronavirus.

Asimismo, los docentes consultados subrayan la complejidad de adaptar los servicios complementarios -comedor, transporte- a la nueva realidad.

“Hemos utilizado todas las vías posibles para conocer las carencias que han detectado nuestros compañeros y los delegados en prevención de riesgos laborales. Ambas opiniones son fundamentales para que podamos contar con todos los recursos necesarios cuando volvamos a los centros, pero el liderazgo lo debe tomar la Consejería”, precisa Crespo.