Mirame Tv

Podemos presenta una queja ante el Comisionado de la Transparencia por la negativa del Cabildo a hacer público el gasto en publicidad

Sostiene que vulnera la legislación canaria y estatal sobre transparencia y el propio reglamento de la insititución

El grupo Podemos del Cabildo de Tenerife presenta una queja ante el  Comisionado de Transparencia de Canarias contra el gobierno insular, constituido por Coalición Canaria (CC) y PSOE,  por su "negativa reiterada" a facilitar a difundir en la web de la corporación insular y facilitarle a los consejeros de la formación morada el gasto en publicidad y medios de comunicación durante este mendato, "vulnerando así la legislación canaria y estatal sobre transparencia y el propio reglamento de la insititución".

Podemos da así el tercer paso para exigir que se facilite la información sobre el gasto en publicidad institucional del Cabildo de Tenerife, después de que, tal y como informara mirametv.com, el pleno de la corporación se negara a hacerla pública el pasado enero, cuando la moción presentada por la formación morada fue rechada por los grupos del gobierno insular (CC y PSOE).

Con posterioridad a esta decisión plenaria, Podemos, tal y como había anunciado, solicitó por escrito que se facilitara la misma información al Gabinete de Presidencia de la corporación, que, soprendentemente, respondió a principios de que “no dispone de la información relativa al presupuesto destinado a publicidad y comunicación institucional", aseguró que carece de medios para recabarla y recomendó a los consejeros de la formación morada que la pidieran área por área y organismo por organismo.

La queja presentada ahora ante el Comsionado de la Trasparencia tienen la intención de que ese gasto deje de ser secreto y que se defunda en el portal de transparencia del Cabildo de forma clara, estructurada y entendible, según explica la formación morada, que recuerda que así lo estipula la legislación.

.Por otra parte, Podemos pide que se valore si con el voto en contra de CC, PSOE y PP de un mandato legal incurre en algún ilícito penal y solicita que se  inicie un expediente disciplinario y sancionador por incumplimiento reiterado de las obligaciones de transparencia, según un comunicado remitido por la formación morada.

Si aún así no consigue que se informe claramente de lo que la corporación insular destina a publicidad, la formacióm morada está dispuesta a llegar hasta los tribunales.

“No estamos hablando de un pequeño despiste”, alerta el consejero de Podemos Julio Concepción, “sino de una ilegalidad grave cometida de forma consciente y reiterada que vulnera el derecho fundamental de acceso a la información pública y que, entre otras cosas, impide que la ciudadanía tinerfeña pueda valorar si el gasto publicitario del Cabildo responde a cuestiones de interés general o si, como nos tememos, se está usando dinero público para influir políticamente en medios de comunicación, lograr un trato de favor, coartar la objetividad y la imparcialidad mediática y, como fin último, influir en la opinión pública y en la intención de voto”.

Incide en que “cuando aireamos este tipo de ilegalidades y tejemanejes oscurantistas que tiran por tierra el discurso pro transparencia que vende Carlos Alonso, tanto él como su gobierno suelen mostrarse airados y ofendidos”. Pero en este caso, matiza, “ni siquiera niegan la ilegalidad que están cometiendo, sino que la admiten refugiándose tras un rosario de excusas para tratar de justificarse”.

Concepción apunta que, como consta en la reclamación presentada este viernes ante el Comisionado de Transparencia, Podemos lleva desde 2015 intentando que el gobierno de CC-PSOE facilite a este grupo político y difunda en el Portal de Transparencia del Cabildo el gasto publicitario en medios de comunicación. “Lo hemos solicitado vía registro insular, en plenos y en comisiones, y siempre nos topamos con las mismas excusas ocultistas: limitación de medios humanos y técnicos para reunir y difundir toda la información”. Eso sí, critica, “llevan años asegurando que están trabajando en ello y que tienen intención de subsanar esa ilegalidad; curiosamente, han tardado apenas un año en crear el canal público de televisión de Carlos Alonso, con todos los medios humanos y la complejidad técnica que eso conlleva”.

Resalta además que “no estamos hablando de una administración con un presupuesto modesto que dificulte habilitar recursos para cumplir el mandato legal de publicidad activa del gasto publicitario, sino de una de las administraciones locales con más presupuesto del Estado al manejar alrededor de 1.000 millones de euros al año”.

El consejero de Podemos señala que “Carlos Alonso financia con cargo a ese presupuesto un abultado equipo de información y propaganda escrita, fotográfica, infográfica y en vídeo para medios de comunicación y gestión de redes sociales, pero trata de hacernos creer que en esta institución no hay capacidad para reunir y difundir una partida de gasto estratégica en términos de opinión pública”.

Y en el caso de Tenerife, agrega, la transparencia de ese gasto “cobra una importancia vital para el interés general ante situaciones de fragilidad económica como la que están evidenciando las empresas comunicativas de la Isla tras el cierre de un periódico, de una emisora de radio y de un canal de televisión en apenas un mes”.

“Las empresas de comunicación difícilmente pueden ser libres si tienen encima la guillotina del cierre por dificultades económicas y si los ingresos publicitarios institucionales de que dependen se manejan de forma arbitraria desde las sombras, sin rendir cuentas a la ciudadanía, a la oposición ni a nadie”, añade

El consejero de Podemos concluye que “incumplir las leyes es propio de radicales que imponen su propia conveniencia por encima del ordenamiento jurídico en el que se asientan las democracias”.