Mirame Tv

Canarias, en el podio de la privatización de la Sanidad pública

 

El desmantelamiento de la Atención Primaria provoca que las Islas lideren las visitas a las consultas privadas

 

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), formada por profesionales médicos y usuarios de todo el país, ha publicado este mes dos informes con los que vuelve a destacar la apuesta en la Comunidad Autónoma de Canarias por el negocio privado sanitario, en detrimento de la Sanidad pública. Dos estudios que han coincidido en el tiempo, y en las conclusiones, con la publicación de la Estadística del Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad. 

El sexto informe ‘La Privatización Sanitaria de las CCAA. 2019’ de la FADSP concluye que Canarias vuelve a ser la cuarta comunidad autónoma con un “grado de privatización”, por tercer año consecutivo, “más elevado”. Una posición  que coincide con la que ocupa Canarias en el podio de las Comunidades que más recursos de la Sanidad Pública destinan a la concertación del negocio privado, según la Estadística de Gasto Sanitario Público publicada por el Ministerio de Sanidad.

Por otro lado, en el informe de la FADSP ‘Repercusiones de la Crisis sobre la Atención Primaria’, publicado hace tan sólo unos días,  las personas encuestadas sitúan a Canarias como la comunidad autónoma en la que sus habitantes acuden en más ocasiones a las consultas privadas de atención primaria con, además, el segundo mayor incremento porcentual de todo el país. Y, si pudieran elegir, menos del 55% de esas personas preferiría acudir a su centro de salud, el porcentaje más bajo de todo el país junto al de Baleares.

La FADSP advierte en este informe de los peligros de una Atención Primaria “desfinanciada” frente a “un sector privado cada vez más presente”. Son sólo algunas de las conclusiones de un documento que se suma otro titular que también se repite cada año: Canarias es la Comunidad con la peor Sanidad pública, una conclusión de otro informe anual de la FADSP que, también, coincide con otro documento: el último Barómetro Sanitario publicado por el Ministerio.

Esta correlación entre el buen ‘estado de salud’ del negocio privado sanitario con el mal estado de la Sanidad Pública no hace cambiar de idea a quienes tienen una urgencia y los servicios públicos continúan a la cabeza a la hora de decidir a qué centro acudir: Canarias también es la primera a la hora de optar por las Urgencias de Atención Primaria con un 77,4% frente al 42,8% de media estatal.

Además este porcentaje regional se ha incrementado desde 2010 más de un 25% frente a más del 15% de reducción de visitas a las Urgencias hospitalarias que se sitúan en el 12,6%... Se trata del porcentaje más bajo de todo el país ya que la media es del 46,2% ¿Entonces, por qué existe un colapso en las Urgencias canarias que ha llevado incluso a que 23 especialistas de Urgencias del Hospital Insular denuncien la saturación en Fiscalía?    El presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC), el doctor Guillermo de la Barreda, lo tiene claro: “La falta de infraestructura y de personal”.

De la Barreda también relaciona la falta de dotación de medios humanos y técnicos y el bajo nivel presupuestario con la percepción de los errores cometidos en Atención Primaria.  Aunque se ha reducido de un 14,71% a un 9,8%, sigue siendo, también, la más alta del país, que tiene una media estatal del 6,2%. Aún así, las personas encuestadas de todas las comunidades autónomas siguen diferenciando entre el sistema sanitario y las personas profesionales a las que les siguen dando altas puntaciones.

La ADSPC, que está adherida a la FADSP, presentó recientemente el libro “La Defensa de la Salud y la Sanidad Pública de Canarias”. En su capítulo número 4 Carmen Herrera y Jorge Bethencourt, médica y médico en Atención primaria, señalan que “desde la Atención Primaria podemos observar todas las miserias del sistema sanitario: la falta de recursos propios y de la especializada, cómo se parasita lo público desde lo privado; la dejadez de determinados servicios hospitalarios que dejan el protagonismo a los centros privados, cómo se realizan multitud de pruebas complementarias que no aportan nada, cómo se manipulan las listas de espera, la falta de recursos socio-sanitarios, de salud mental, de drogodependencias… la escasa aplicación de la Ley de Dependencia y, sobre todo, compartir el malestar de la ciudadanía”.  

Estos especialistas en Atención Primaria destacan en el libro “el importante peso de los centros concertados y el uso de los público desde las consultas privadas” frente a la “insuficiencia presupuestaria” en Atención Primaria que ha provocado un “déficit alarmante de recursos humanos y unas insoportables listas de espera” que “no son exclusivas de la atención especializada”. Herrera y Bethencourt califican las Urgencias en Atención Primaria como otro “problema fundamental” y alertan de que no hay ni recursos suficientes, ni una organización adecuada para dar respuesta y, los centros concertados tienen un papel protagonista que no debería corresponderles, en detrimento de la Atención Primaria”.  Una “falta de recursos”, un “deterioro progresivo de la asistencia” y una “falta de protagonismo de la Atención Primaria” que son, según estos especialistas “campo abonado para experimentos privatizadores”.

Son algunas de las muchas denuncias que 15 médicos y médicas hacen durante las 200 páginas de un libro que presentó el portavoz de la FADSP, Marciano Sánchez Bayle y a cuyo acto acudió Mírame TV

Canarias ha vuelto a ser la cuarta Comunidad Autónoma con un “grado de privatización”, por tercer año consecutivo, “más elevado”, una posición la del estudio de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que coincide con la que también tienen las Islas a la hora de hacer el listado de Comunidades que más recursos de la Sanidad Pública destinan a los conciertos con los negocios sanitarios privados. Según la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad, con un 9,6% del presupuesto total, es decir, 277.828 millones de euros público dedicados a la  Sanidad privada. Un negocio que destapó el programa especial Privados de Salud de Despiertos emitido en esta casa: